Ingresar
Imprimir

Nota original en http://www.movimientoevitalp.com.ar/movimientoevitalp/noticia/leer_noticia.php?id_info=130328131147

El mIércoles 27, por la tarde, el abogado y politólogo Carlos María Vilas dio inicio al Ciclo de Formación Política 2013 en la sede central del Movimiento Evita La Plata; ubicada en calle 50 entre 5 y 6. Además de los militantes que integran el Secretariado local y los frentes, el encuentro contó con un panel integrado por el responsable del Movimiento Evita en nuestra ciudad e integrante de la Mesa Provincial, cro Gustavo Di Marzio; el Secretario de Formación, cro Néstor Lafleur; y el referente del Movimiento Universitario Evita La Plata (MUE), cro Martín Sancholuz.

Cabe destacar tambien la presencia de, entre otras/os cras/cros., el Dr. Oscar Rodriguez, de amplia y reconocida trayectoria como abogado de las querellas en la causa del Circuito Camps, y actualmente en el juicio por los crimenes en el Ingenio Ledesma con el propio Blaquier como imputado; el cro, Angel Rodriguez, secretario de Derechos Humanos de ATULP; y el cro Oscar Avila, del Centro de Estudios Laborales regional.

En primer lugar, Vilas explicó que el proceso iniciado en Argentina en el 2003 es el de una ‘democracia orientada a la transformación de las estructuras de dominación y privilegio’ que ‘expresa la voluntad y las ansias de las grandes mayorías sociales’. En este sentido: “Esta es una nueva forma de hacer las cosas, pero respetando ese contenido de la política como herramienta de revisación y de transformación de la realidad (…) Es una etapa de sublevación de aquellos que durante el neoliberalismo habían sido invisibilizados. Y esos son los que hoy están insubordinados de manera organizada, en el ejercicio de una plena voluntad para transformar la política como instrumento no ya de privilegios, sino en términos de derechos”.

Asimismo, el referente del Evita en Capital Federal llamó a la juventud a ‘organizarse y articularse con otras categorías políticas’ como instancia necesaria para la evolución de su militancia. En relación a esto, argumentó: “La juventud es una categoría biológica (…) Y la conversión de esa categoría biológica en una categoría política pasa por la formación y la organización. Un ejemplo extraordinario de esto son las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo: ser Madre es un atributo biológico Estas mujeres hicieron de eso, que es una categoría de la naturaleza, la única arma política frente a la cual la dictadura no tenía respuesta. Lo mismo sucede con las Abuelas. Yo creo que estamos viendo en Argentina el modo en que ser joven vuelve a convertirse en una categoría política. Pero eso depende de la organización y de generar espacios propios de poder. Porque el poder depende de que a uno se lo reconozca. Y la mejor forma de lograr ese reconocimiento es ganándote el territorio; planteando la organización; y haciéndolo siempre con respeto y solidaridad”.


Otro de los temas abordados por los presentes fue el de la lucha que en materia de Derechos Humanos lleva adelante el Proyecto Nacional. Luego de considerar que la consigna de Memoria, Verdad y Justicia se constituye como ‘una de las principales banderas’ del actual gobierno, Vilas subrayó la existencia de ‘una firme decisión política de hacer justicia por los Compañeros y Compañeras que dieron su vida en la lucha, generando los cimientos para la democracia ulterior’. Así también insistió en la importancia de la retroalimentación entre la voluntad política y la ‘activación social’ a la hora de lograr dicho objetivo: “La extensión, la intensidad y las complicidades que hubo en torno a las desapariciones, las masacres, las torturas, a los saqueos y a las violaciones, nos permiten ver que estamos ante un tema infinitamente complejo. Esto es una mancha que se va extendiendo y que llega prácticamente a todos los sectores de la sociedad. Y es ahora que lo estamos viendo gracias a la decisión política que se ha tomado (…) Cuando Néstor manda al Congreso el proyecto de ley derogando la Obediencia Debida y el Punto Final, lo manda y gana esa discusión porque antes hubieron treinta años de movilización de las Madres, las Abuelas y los grupos de familiares que crearon el clima para que ello suceda. Por ello decimos que sin activación social, la política anda en el aire. Así como también la ausencia de decisión, de convicción política, hace que la movilización social se diluya”.

Seguidamente señaló al Movimiento Evita como ‘ejemplo de militancia’, destacando su ‘sabiduría política para analizar las posibilidades políticas que ofrece cada coyuntura’; ‘su lealtad sin falsos edilismos’ y su ‘fuerza de convicción para mantener una autonomía de criterio que hoy en día es muy difícil de encontrar’.

Finalmente, y después de que hubieran transcurrido dos horas de debate, el expositor reflexionó acerca de los vastos avances políticos- institucionales experimentados por Argentina durante los últimos treinta años. Aún así, afirmó: “Si alguno de ustedes me preguntara si se ha avanzado en forma suficiente, yo les respondería que no; nunca va a ser suficiente. Porque la democratización y la transformación social es un proceso permanente, ya que es un proceso de crear y reconocer derechos…y los derechos no tienen techo. Uno jamás puede asegurar que tiene toda la democracia posible. Porque es posible en las condiciones actuales, pero el propio ejercicio de la democracia te abre la ventana para reconocer que hay otros derechos más y que hay sectores que todavía no alcanzan a acceder a esos derechos (…) Y para eso es que ejercemos la militancia, para luchar por esa calidad de vida”.

 

   InicioRPPPNovedadesCarlos Vilas:"Estamos ante una transformación democrática que expresa la voluntad y las ansias de las grandes mayoría sociales"