Ingresar

La Piedra en el zapato: Estado, instituciones públicas y mercado

Imprimir

 

 
 
Carlos M. Vilas
 
 
Publicado en: Leticia Campos Aragón (coord.) La realidad económica actual y las corrientes teóricas de su interpretación. México: Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México/Miguel Angel Porrúa (2002) 13-39.
 
Las dificultades experimentadas desde la década de 1970 por el capitalismo administrado en Europa occidental y sus variantes tercermundistas, y el acceso de fuerzas políticas conservadoras a los gobiernos de Gran Bretaña y de Estados Unidos, demonizaron las intervenciones del estado en la economía. Por reacción, abrieron espacio institucional y convirtieron en estrategias de gobierno los enfoques que destacan el papel del mercado como óptimo asignador de recursos, en un discurso público de exaltación de las libertades individuales y de recuperación de la democracia. Después de algo más de diez años la evidencia acumulada sobre las experiencias exitosas de desarrollo en el sudeste asiático y los resultados poco satisfactorios de las recetas ortodoxas tanto en el mundo anglosajón como en la reestructuración de las economías latinoamericanas han aconsejado un enfoque más equilibrado de la cuestión.
 
La evolución reciente de este debate es el tema central del presente texto. En la primera sección se resume de manera muy esquemática el itinerario seguido por el pensamiento económico en este asunto y se destaca el papel del neoinstitucionalismo económico como puente teórico entre los enfoques predominantes en la economía del desarrollo y las proposiciones inspiradas en la teoría neoclásica. En la segunda sección se señalan algunas limitaciones de esta perspectiva teórica y de su recepción en algunos documentos del Banco Mundial: los supuestos implícitos de su concepto de instituciones; la reducción del estado a sector público; el persistente énfasis en el tamaño de éste con independencia de los objetivos que se persiguen y de las estrategias que con tal fin se implementan. Las conclusiones principales del trabajo se resumen en la última sección. Se afirma en ella que, sin perjuicio de su diferenciación parcial respecto de la ortodoxia neoclásica, el neoinstitucionalismo practica un enfoque conservador –si se prefiere, neoconservador— en cuanto se desentiende de la relación de necesaria congruencia entre objetivos, estrategias e instrumentos; al limitar sus propuestas a estos últimos, soslaya una discusión respecto de aquéllos y su decisiva gravitación en el diseño de estilos alternativos de desarrollo. Al mismo tiempo, se propone una aproximación teórica alternativa a las relaciones entre estado y mercados que coloca el acento en los objetivos hacia los cuales se orientan las instituciones públicas, en las estrategias de desarrollo y en los intereses de los actores, así como en la tensión entre metas particulares y objetivos generales.
 
 
Para leer el artículo completo, descargue el archivo PDF adjunto.
Adjuntos:
Descargar este adjunto (LA PIEDRA EN EL ZAPATO.pdf)LA PIEDRA EN EL ZAPATO.pdf[ ]187 Kb